Home Chile Robots de demolición Brokk: Aplicaciones en Latinoamérica.

Robots de demolición Brokk: Aplicaciones en Latinoamérica.

por Prensa

La empresa sueca, inicio sus actividades en 1976 cuando visionarios y empresarios de dos empresas (PE Holmgren y Rivteknik) unieron fuerzas y desarrollaron un robot controlado a distancia que cambiaría para siempre la industria de la demolición. Desde entonces, la historia de Brokk se ha centrado en el futuro, en la sustitución del trabajo manual peligroso por una alternativa mecanizada, segura y más productiva.

Con más de 40 años de experiencia en el mercado, Brokk ha colocado tecnología de vanguardia en manos de operadores calificados en los lugares de trabajo de todo el mundo.

Mercado Vial participó de dos aplicaciones de demolición, utilizando Robots controlados a distancia en la búsqueda de productividad, seguridad y rentabilidad. Entrevistamos en Socomaq, distribuidor oficial Brokk en Chile, a Richard Von Harpe – Área Manager Brokk Latam y Caribbean – quien nos cuenta «una de las aplicaciones fue en un supermercado, donde se efectuó una demolición de losas. El cliente presentaba varios desafíos en este trabajo, ya que la capacidad de carga de las losas no permitía ingresar con maquinaria pesada y el espacio de trabajo era muy reducido.»

En esta oportunidad se trabajó con un robot Brokk 200, equipado con un martillo hidráulico BHB 205 y una cizalla hidráulica Darda CC 480. Se pudo trabajar sin problemas, de forma segura y empleando un solo operario que controla a distancia el equipo, mediante radio control. «Al llegar el robot a la obra pudo trabajar de manera eficiente en las condiciones mencionadas, demoliendo 600 mts2 en 12 días de trabajo» comenta Richard.

Otra de las aplicaciones que pudimos observar fue el ensanchamiento de un puente, en la principal ruta que une norte y sur de Chile. Para este trabajo fue necesario demoler los laterales del mismo, pero el principal desafío que presentaba la obra era la imposibilidad de cortar el transito en esta importante ruta. Por lo que no era factible utilizar maquinaria de gran tamaño.

Se optó nuevamente por un equipo Brokk. Permitiendo trabajar en la zona sin cortar ni desviar el transito, ya que su tamaño reducido le permitía acceder y demoler sin problemas los laterales del puente. «En la misma obra también se uso este equipo para el descabezamiento de los pilotes del puente antiguo» explica Richard. El desafío en esta oportunidad se presentaba en el terreno de trabajo «un terreno blando e inestable que no soportaba alto tonelaje. Con el robot se pudo ingresar sin problemas y trabajar en este terreno, realizando la demolición de manera eficiente y segura» finaliza Von Harpe.

En cuanto a la línea de equipos, Brokk cuenta con una amplia gama de opciones. Desde el Brokk 70 de 560 kilogramos, hasta el Brokk 800 de 10 toneladas y un alcance de 10 metros. Todos sus modelos presentan versión Diesel y eléctrica. Cuentan con un martillo hidráulico como configuración estándar, pero también es posible colocar cizallas de hormigón, de acero, perforadoras, pinzas, pinzas con rotación y chocreteadoras permitiendo con un solo equipo satisfacer todas las necesidades de los clientes.

Related Articles

Escribir un comentario