Home Internacional Brokk: Tres Aditamentos para maximizar el mantenimiento en la industria del proceso.

Brokk: Tres Aditamentos para maximizar el mantenimiento en la industria del proceso.

por Prensa

Maximice la eficiencia y la seguridad para la limpieza de cucharones, la remoción de refractarios y la caída del fondo de cubilotes con robots de demolición que pueden aumentar la productividad de mantenimiento hasta en un 75%.

Las únicas garantías en la vida son la muerte, los impuestos y el mantenimiento de rutina. No hay forma de evitarlo. El solo hecho de quedarse un poco atrás puede ocasionar complicaciones importantes a lo largo de la operación. Afortunadamente, maximizar la eficiencia para la limpieza de cucharones, la remoción de refractarios y la caída del fondo de cubilotes nunca ha sido tan fácil ni más seguro. Con la demolición robótica, las instalaciones de procesamiento pueden aumentar la productividad de mantenimiento hasta en un 75%.

Para aprovechar al máximo su robot y su proceso de mantenimiento, se requieren las herramientas adecuadas. Estos son los tres accesorios principales para incrementar su productividad de mantenimiento.

MARTILLO HIDRÁULICO.

Cuando se trata de arranques, limpiezas y remoción de material de alta resistencia, nada supera a un Martillo Hidráulico. Es por eso que todas las máquinas Brokk vienen de serie con un martillo rompedor BHB. Estas herramientas están perfectamente calibradas para trabajar con nuestros robots para una máxima eficiencia y capacidad de corte. Para una fundición en Estados Unidos, esta combinación perfecta aumentó la eficiencia de limpieza del cucharón en un 75%. Lo que le tomó 8 horas a un equipo de dos personas, un Brokk, con un solo operador, lo hizo en solo dos.

Un robot de demolición con martillo también es ideal para limpiezas de hornos. La unidad se puede bajar al horno mientras aún está caliente, lo que significa que el mantenimiento puede comenzar más rápido. Para los hornos de inducción, los operadores pueden evitar las bobinas delicadas gracias a la maniobrabilidad y precisión del brazo de tres partes del robot.

Además, personalizar su herramienta, incluido el tipo y la longitud de la broca, puede maximizar aún más la productividad para su aplicación de mantenimiento específica.

Las instalaciones de procesamiento de metales pueden proteger los componentes clave de un robot con opciones resistentes al calor, incluido un sistema de enfriamiento de tiro forzado específicamente para el martillo. Esta opción permite que el martillo funcione en aplicaciones al rojo vivo con temperaturas ambiente superiores a 392 grados Fahrenheit (200 grados Celsius), lo que lo hace ideal para limpiar escoria alrededor de cucharas y convertidores de cobre.

Para limpiezas de piqueras y buzas, fondo del cubilote y tareas similares, las puntas más largas ayudan a mantener el equipo más alejado de los escombros que caen. Hay disponibles brocas de 1,8 y 2,4 metros (6 y 8 pies) para aumentar el alcance del robot y lograr un mantenimiento más seguro y eficiente.

CIZALLA DE TAMBOR.

Para aplicaciones de remoción de material más liviano, como limpiar la escoria de los canales de sangrado, un aditamento de cizalla de tambor es más apropiado. Proporciona un alto grado de precisión, minimizando el riesgo de daño refractario. Además, un Brokk con un accesorio de cizalla de tambor puede superar fácilmente a un equipo con herramientas de mano, lo que resulta en menos tiempo de inactividad y una operación más segura, ya que los empleados se mantienen alejados de situaciones de alto calor. Un cortador de tambor también puede minimizar el uso de sopletes al limpiar material que podría haber caído sobre el revestimiento del recipiente entre los ladrillos del refectorio.

CUCHARA O PALA.

Antes de que se complete el trabajo de mantenimiento y pase a la siguiente tarea, debe limpiar los escombros resultantes. Un Brokk con cuchara es la herramienta perfecta para el trabajo. El uso de un robot de demolición de servicio pesado para una tarea tan simple puede parecer una exageración, pero las poderosas fuerzas de desprendimiento y una pluma altamente maniobrable facilitan la limpieza. El brazo de tres partes de Brokk aumenta el alcance y la maniobrabilidad en comparación con la mayoría de las miniexcavadoras de tamaño similar, lo que le permite trabajar más cerca del cuerpo del equipo sin necesidad de cambiar de posición. Además, el cucharón se puede colocar para trabajar hacia o lejos del equipo para una versatilidad óptima. Un brazo más fuerte significa que el robot de demolición también puede manejar cubos más grandes y cargas más pesadas, lo que resulta en una rápida remoción de material, ya sea en un horno, artesa o canal.

MINIMIZAR EL TIEMPO DE MANTENIMIENTO.

El mantenimiento de rutina puede ser inevitable, pero no tiene por qué ser ineficaz. La demolición robótica, junto con el conjunto de accesorios adecuado, puede llevar a un mantenimiento más rápido y seguro. Personalizar el equipo para que se adapte a su aplicación específica maximizará su eficiencia.

Para mayor información contactar: Richard Von Harpe – Área Manager Latin America & Caribbean Brokk AB

Cel: +56 9 63204261

[email protected]

Brokk AB P.O. Box 730, SE-93127 Skellefteå, Sweden

www.brokk.com

Related Articles

Escribir un comentario